Los espermatozoides «nadan» desde la vagina o el cuello uterino (según la especie) hasta el lugar de la fecundación (oviducto) y están en contacto con el líquido uterino (UF) durante su paso por el útero, y luego, cuando están cerca del ovocito, están en contacto con el líquido oviductal (OF).

Este sistema de capacitación espermática, que utiliza OF y / o UF como aditivos proteicos, no requiere centrifugación, lo que significa mayores beneficios en la reducción del estrés al que están sometidos los gametos masculinos durante el proceso de separación del plasma seminal. Esto ayuda a seleccionar los espermatozoides con mejor calidad e integridad del ADN.